Encuentran al muerto que no estaba muerto. Al parecer, estaba tomando cañas.

“Chiviri, cu chiviri, chiviri. Chiviri, cu chiviri, chiviri, Chiviri, cu chiviri, chiiiviiiiriiiiiiiii” repetía José

1319 0
1319 0

Un equipo de investigación del Centro Nacional de Inteligencia ha conseguido localizar esta tarde a un hombre que hacía más de 5 años que estaba en paradero desconocido.

Su familia y amigos no daban crédito al conocer la noticia. José, un hombre de 42 años que desapareció la noche del jueves 7 de octubre del año 2010 en un bar del centro de Madrid, no estaba muerto cómo apuntaban todas las hipótesis, si no que estaba tomando cañas.

José desapareció una tarde noche, cuando después de cobrar su salario, sin titubeos se fue a malgastarlo. Durante esa noche de juerga perdió el conocimiento, y después de varios meses sin aparecer por su casa, amigos y familiares lo dieron por muerto. Aunque cinco años después de su desaparición agentes del CNI se lo encontraron de parranda. Jarra alzada y pronunciando “lerele lerele”.

Después de una larga conversación con José, los agentes secretos del CNI (que estaban de servicio) informaron al hombre que debía de acudir a una comisaría cercana para explicar y tomar declaración sobre los hechos de su desaparición.

“José es hora de volver a casa con tu familia” le dijo Incógnito Jiménez, jefe del grupo de investigación del CNI, “¡pero si todavía es pronto!” respondió alzando la jarra José, a lo que añadió “me tomo la última y voy para allá”.

Al ser acompañado por los agentes hacia el interior del vehículo policial, José no paraba de pronunciar en voz alta “Chiviri, cu chiviri, chiviri. Chiviri, cu chiviri, chiviri, Chiviri, cu chiviri, chiiiviiiiriiiiiiiii”. Se desconoce el significado de estas palabras, hay quien cree que podrían tener relación con su misteriosa desaparición, mientras otros apuntan a que podría tratarse de una estrofa de una canción.

En este artículo hemos escrito sobre:

Únete a la conversación